Claves de la comunicación apreciativa en tiempos de incertidumbre

¡Comenta ! Claves de la comunicación apreciativa en tiempos de incertidumbre

Estos momentos, en los que una parte de los empleados trabaja desde la casa y persisten la incertidumbre y cierta ansiedad, exigen que los líderes se conviertan en coaches motivacionales. De esto depende su continuidad como líderes y que su gestión en la distancia o remota sea exitosa.

Veamos en este gráfico la diferencia entre un jefe y un líder coach y motivador:

 

 

El foco del líder motivador, además de en los resultados, ha de concentrarse en la gestión emocional del equipo: saber cómo se sienten cada día, cómo lo van llevando, desarrollar vínculos duraderos y salir fortalecidos de la pandemia. Y esto se logra con la comunicación apreciativa, el lenguaje apreciativo. El líder motivador debe contagiar a su gente con entusiasmo y ganarse su confianza para que sirvan como antídoto contra la incertidumbre de estos tiempos. Donde hay confianza, el miedo, la ansiedad y las dudas se alejan.

 

La humanidad vive en constante cambio, por lo que la comunicación debe centrarse en las fuerzas positivas y generadoras de vida de una organización para despertar esperanzas y sueños de un futuro mejor. La comunicación apreciativa es una estrategia determinante para el cambio organizacional ya que suscita confianza y empatía en nuestros colaboradores.

 

Para ello, debemos optimizar nuestro lenguaje interno.  Para que líderes y liderados nos conozcamos, hemos de comenzar un diálogo transformativo, no un monólogo individual, que invite a generar conversaciones en las que se cree y comparta conocimiento. Por otro lado, el líder debe mantener conversaciones en torno a lo que funciona, destacando los logros y el potencial del interlocutor. Mantener un diálogo abierto produce reacciones constructivas. Los líderes motivadores deben establecer un mecanismo que permita a la organización mantener la fluidez con sus públicos: empleados, clientes, proveedores y terceras partes. El lenguaje apreciativo es la solución.

 

Veamos los 6 ingredientes o componentes del lenguaje apreciativo y pongámoslos en práctica en nuestras organizaciones:

 

  1. Empezar la conversación con un elogio sincero y genuino.
  2. Enfocarse en soluciones y no en lo que no funciona o en los problemas.
  3. Evitar la crítica.
  4. Evitar las palabras negativas a toda costa.
  5. Ser consciente de que cada uno ve el mundo a su manera, nadie lo ve como realmente es.
  6. Evitar los prejuicios.

La comunicación apreciativa tiene múltiples beneficios para las organizaciones, pero, sobre todo, para las personas que las integran. La comunicación apreciativa, además de generar emociones positivas y bienestar mental, crea un ambiente proclive para desarrollar ideas innovadoras que podrían ayudar a las organizaciones a diferenciarse de la competencia.

 

Extraído del seminario de INTRAS “Comunicación Apreciativa y Conversaciones Cruciales en Situaciones de Incertidumbre" (VER SEMINARIO), impartido por la experta Maryam Varela.

 

Visto 744 veces.