Google Play App Store

Artículo: El líder remoto y las conversaciones difíciles para alentar el desempeño

¡Comenta ! Artículo: El líder remoto y las conversaciones difíciles para alentar el desempeño

Es obvio que un líder, ya sea remoto o no, ha de querer que su equipo este alineado con los objetivos de la organización y tenga un desempeño que consiga altos niveles de rendimiento. Por ello, es tarea del líder eficaz concretar a sus colaboradores los objetivos a perseguir, alentándolos, siguiéndolos, dándoles feedback de mejora y apoyándolos para que desplieguen su potencial, tengan un buen desempeño y consigan resultados excelentes. Para el experto Antonio Peñalver, uno de los aspectos claves de esta habilidad es saber mantener conversaciones a tiempo que, a veces, no son fáciles.

Mantener conversaciones difíciles implica que el líder haga lo siguiente:

  1. Olvidar sus paranoias limitantes. Uno de los desafíos del nuevo líder o gerente remoto es cambiar su creencia de que, si no supervisa en persona a sus colaboradores, estos no rendirán adecuadamente. Sin embargo, está demostrado que cuando el líder confía en sus colaboradores y les da nuevos retos, estos suelen responder satisfactoriamente. Por ello, como líder remoto, omita la vigilancia. Céntrese en los resultados y confíe verdaderamente en sus empleados.
  2. Mantener reuniones individuales consistentes y rigurosas. La mayoría de los gerentes remotos recurren con regularidad a las reuniones individuales significativas para apoyar a sus equipos y alentarles en su desempeño. Esto, también, es cierto, por supuesto, en entornos donde la relación no es cara a cara ni en persona. Cuando se trabaja de forma remota o se está alejado, estas reuniones individuales se vuelven más cruciales.
  3. Revisar el rendimiento de forma continua. Todos los líderes exitosos realizan algún tipo de revisión continuada del rendimiento de sus colaboradores aun cuando el periodo temporal de trabajo no sea muy largo. Las revisiones periódicas han de tener base en el análisis del proyecto o periodo de trabajo temporal del mismo, evitando una evaluación gigante y formal al final. La revisión final periódica de los diversos hitos del trabajo requiere que el líder remoto sepa dar feedback personalizado, ya sea por videollamada o por teléfono, con un afán constructivo y de mejora.

En resumen, el líder remoto debe:

  • Formular la visión estratégica de su departamento en este entorno de crisis y nuevas formas de trabajar.
  • Formular esa visión en objetivos y actividades.
  • Transmitirlo a su equipo.
  • Reunirse con su equipo a nivel individual y colectivo para dar seguimiento a las actividades y al cumplimiento de los objetivos.
  • Dar feedback.

 

Contenido extraído del workshop virtual Cómo supervisar con éxito equipos remotos impartido por el experto Antonio Peñalver para INTRAS. Si le interesa conocer más sobre este experto y su próximo workshop virtual, haga clic aquí.

 

Visto 585 veces.