Los 4 Factores que Influyen en el Rediseño de Procesos

¡Comenta !
El éxito de una empresa depende de su capacidad para satisfacer las necesidades de los clientes. A su vez, esta capacidad depende de la eficacia de los procesos internos de la organización para satisfacer esta demanda externa.

La reingeniería exige un rediseño de los procesos enfocado a identificar y realzar las actividades de valor agregado y tratar de eliminar todo lo demás, para optimizar los flujos de trabajo y la productividad de una organización. Al momento de rediseñar los procesos, deben tomarse debidamente en consideración cuatro elementos claves:

  1. Requerimientos de los clientes: Las organizaciones deben convertir su orientación hacia las necesidades de sus clientes y decidir en qué base van a competir. A continuación deberán asegurarse que sus procesos, personas y tecnologías están en línea para entregar estos resultados y llevarlos a cabo al costo mínimo posible.
  2. La tendencia de la demanda: No será solamente el requisito de flexibilidad del proceso lo que determinará el patrón de la demanda; la misma naturaleza del proceso dependerá de él. La demanda para un producto o servicio, con un volumen muy grande, requiere de un tipo distinto de procesos en comparación con aquellos productos o servicios que se ofrecen con base en volúmenes bajos.
  3. Restricciones: Cualquier limitante en la operación debe quedar incluida en el rediseño de los procesos, siendo las principales: leyes y reglamentaciones estatales, las políticas de la empresa y las limitaciones de carácter financiero.
  4. Metas Financieras: Estas metas afectarán de manera inevitable el diseño del proceso. Estas metas tendrán un impacto sobre la cantidad y el tipo de recursos que pueden utilizarse en el proceso, incluyendo personas, máquinas, computadoras, instalaciones, recursos financieros, etc.