Competencias del líder de alto rendimiento en entornos retadores: tips para desarrollar el pensamiento sistémico

隆Comenta !

Los entornos retadores que las organizaciones enfrentan actualmente requieren de líderes de alto rendimiento. Por ello, hoy más que nunca, los líderes deben enfocarse en desarrollar y cultivar competencias intrapersonales y sociales. Un líder de alto rendimiento tiene las siguientes características o competencias intrapersonales que le permiten sortear los desafíos de los entornos de negocios:


Pensamiento sistémico (system thinking). Descompone problemas complejos en una serie de elementos o procesos y establece relaciones causales entre ellos. Explica acontecimientos complejos a través de un sistema o diagrama de flujos, y establece prioridades entre múltiples alternativas.


Capacidad de decisión (decision making). Es capaz de tomar decisiones razonadas y sensatas bajo presión y con información limitada (por ejemplo, cuando hay que tomar acciones de forma inmediata). Muestra disposición para asumir el riesgo y la responsabilidad que ello conlleva, y no deja que las emociones negativas como el temor o la ansiedad interfieran en el proceso de toma de decisión. Ingenio (resourcefulness). Es capaz de encontrar de forma rápida e inventiva maneras de superar las dificultades. Adopta acciones y soluciones nuevas y creativas que van más allá de la manera de pensar tradicional.

Resiliencia (resilience). Tiene gran capacidad de recuperarse de las adversidades y volver a la normalidad. Utiliza las adversidades como catálisis para pensar de forma diferente de lo que es posible para la organización. Lleva a los equipos y la organización a sobreponerse de las adversidades, a recuperarse rápidamente de ellas y a adaptarse de manera eficaz a las nuevas situaciones.

Orientación al aprendizaje (learning orientation). Muestra un patrón de respuesta adaptativa al fracaso, el cual se caracteriza por la persistencia, el aumento del esfuerzo, y la búsqueda de estrategias orientadas a soluciones. Considera los errores, fracasos y crisis como oportunidades de aprendizaje, lo que le conduce a involucrarse en actividades de aprendizaje y reflexión.

En esta cápsula, nos enfocaremos en ofrecerle algunos tips para desarrollar el pensamiento sistémico:

  • Hágase preguntas antes de llegar a conclusiones. Preguntas poderosas, respuestas poderosas. Preguntas tontas, respuestas tontas… Empiece por: “¿Qué tendrá este problema que no podemos entender?”. Para obtener respuestas y generar preguntas, rodéese de personas con diferentes perspectivas.
  • No se quede en los datos: busque patrones de conducta en la línea temporal. ¿Qué viene pasando? ¿Qué tendencias observamos?
  • Cambie los modelos mentales que no le son útiles. Al mismo tiempo, reconozca los modelos y arquetipos de las historias de los sistemas (objetivos y creencias).
  • Priorice. Establezca criterios claros y sencillos para ello.
  • Apasiónese por los problemas críticos que no se han solucionado. Tenga curiosidad y coraje. Es muy probable que determinadas preguntas planteen incomodidad.
  • Identifique buenas y malas pautas en los análisis realizados para la toma de decisiones. Compártalas con sus colaboradores. Aproveche sus aportaciones para mejorar sus propias habilidades en esta competencia.
  • Explique mediante gráficos y análisis de flujo los problemas complejos. Practique la habilidad de sintetizar para que las soluciones complejas aparezcan sencillas y muy fáciles de entender por todos.

 

Contenido extraído del seminario "Liderazgo de Alto Rendimiento para Entornos Retadores" impartido por el experto Carles Brugarolas exclusivamente para INTRAS. Si le interesa conocer más acerca de este experto y su próximo workshop virtual, haga clic en el siguiente link: Liderazgo de Alto Rendimiento: desarrollando las competencias críticas del líder.