Mejores prácticas y comportamientos del líder remoto que genera confianza

¡Comenta !

En momentos en los cuales muchas organizaciones trabajan de manera remota, ya sea obligadas por las circunstancias o por elección propia, es importante que los líderes generen eficazmente la confianza y colaboración de sus equipos. El éxito de sus organizaciones y el bienestar de sus equipos dependen de ello.

A continuación, veamos 4 mejores prácticas que facilitan al líder el logro de este objetivo:

1. Establecer reglas claras
El líder remoto sabe clarificar a los miembros de su equipo cuáles han de ser las reglas a seguir en torno a los procesos de comunicación (tales como horas de trabajo, cuándo comunicarse, tiempo lógico de respuestas a solicitudes, cómo debe ser el intercambio de ideas y comentarios, etcétera).

2. Hacer coincidir el mensaje con el canal
El líder remoto sabe correlacionar y especificar los diferentes canales de comunicación (correos electrónicos, chat, videollamada, llamada telefónica, etcétera) con los temas a tratar en cada caso.

3. Promover el silencio
El tiempo de los miembros del equipo y su atención son tan valiosos que el líder no debe permitir que se les bombardee con mensajes sin cesar. Debe dárseles espacio para que realicen su trabajo. Hay que proteger su tranquilidad y respetar su trabajo ininterrumpido.

4. Tener claro las herramientas que son más útiles para colaborar
Es muy útil tener una buena orientación sobre qué herramientas los equipos remotos encuentran necesarias y eficientes para colaborar en remoto.

Ahora, veamos 8 comportamientos del líder remoto que generan esa confianza y colaboración:

1. Reconocimiento. Reconoce y alaba rápidamente a las personas por sus esfuerzos, progresos y logros.

2. Comunicación transparente (expectativa). Comunica objetivos claros y desafiantes, proporciona feedback continuo frente a las expectativas acordadas y mide el éxito.

3. Favorece el rendimiento y el desarrollo. Confía y fomenta la toma de decisiones y la independencia. Soporta distintos enfoques. Trata los errores como oportunidades de aprendizaje y proporciona apoyo cuando es necesario.

4. Promoción de la transferencia. Asume la responsabilidad de la utilización de las habilidades y el talento dentro del equipo. Fomenta la autonomía y la autogestión para crear equipos empoderados.

5. Sinceridad. Busca la transparencia, comparte el conocimiento y la información; también, busca y valora voluntariamente las opiniones de los demás.

6. Relaciones de comprensión y respeto. Construye relaciones de atención y de colaboración, muestra consideración para los demás a la hora de fomentar el apoyo y el trabajo en equipo.

7. Desarrollo de los colaboradores. Invierte tiempo en el desarrollo del talento, identificando las fortalezas y oportunidades para ayudar al crecimiento de los individuos. Es compatible con el aprendizaje y el desarrollo en capacitación.

8. Modelo de naturalidad e integridad. Es natural y genuino. Es modelo de integridad y honestidad. Se muestra abierto en torno a las vulnerabilidades y errores. Siempre está dispuesto a pedir ayuda.

 

Contenido extraído del seminario "Cómo Supervisar con Éxito Equipos Remotos" impartido por el experto Antonio Peñalver exclusivamente para INTRAS. Si le interesa conocer más acerca de este experto y su próximo workshop virtual, haga clic en el siguiente link: Cómo Supervisar con Éxito Equipos Remotos: habilidades de liderazgo para un nuevo ecosistema de trabajo.

Visto 644 veces.